Archivo de la categoría: PROCESOS DESAMORTIZADORES Y CAMBIOS AGRARIOS

J. Díaz del Moral. Hª de las agitaciones campesinas andaluzas

A la par que estas corrientes extranjeras arraigaban en la baja Andalucía, surgía en toda ella, por generación espontánea, un singular socialismo que encontró eco o nació, tal vez, con igual espontaneidad en otras regiones de España. Cuando se decretó la desamortización (…) los trabajadores del campo, que habían perdido su oportunidad de conseguir su bienestar (…) y cuya situación había empeorado con la pérdida de los aprovechamientos comunales, desearon una nueva desamortización a costa de quienes habían acumulado la tierra en sus manos y de los que la tenían en antiguo, de los nuevos ricos y de la nobleza (…).
Empezaba, por entonces, a circular por Andalucía la palabra socialismo, sin contenido determinado, como una vaga tendencia de pobres contra ricos; y en el nuevo vocablo (…) vertieron los ricos sus temores y los pobres sus anhelos. Y desde entonces, socialismo vino a significar para unos y para otros el reparto de la propiedad de los primeros entre los segundos…
J. Díaz del Moral. Hª de las agitaciones campesinas andaluzas.

Deja un comentario

Archivado bajo EL MOVIMIENTO OBRERO, EL REGIMEN DE LA RESTAURACIÓN: CARACTERÍSTICAS Y FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA CANOVISTA, PROCESOS DESAMORTIZADORES Y CAMBIOS AGRARIOS

La desamortización de Madoz, 1855

Deja un comentario

Archivado bajo PROCESOS DESAMORTIZADORES Y CAMBIOS AGRARIOS

La desamortización de Mendizábal, 1836

Deja un comentario

Archivado bajo PROCESOS DESAMORTIZADORES Y CAMBIOS AGRARIOS

LAS DESAMORTIZACIONES

Ver también por el libro de texto (Págs. 210-217)

El concepto.

La amortización de bienes es un régimen medieval, mediante el cual una serie de bienes, generalmente inmuebles, se vinculan a una persona jurídica. Esto significa que los bienes vinculados no se pueden vender, ni comprar, NO PUEDEN ENTRAR EN EL MERCADO DE LA TIERRA. La desamortización pretende, por tanto, cambiar es­te estado de cosas y hacer posible la movilidad de la tierra.

Podían existir tres tipos de vinculaciones:

                – de bienes señoriales: dan lugar a los mayorazgos.

                            de              bienes eclesiásticos de  catedrales, parroquias, etc.
                           de bienes municipales: podían ser de dos tipos:
                                     comunales: eran del pueblo.
                                     de propios: eran de la corporación municipal.

 

Un concepto que se suele asociar a desamortizar es enajenar, aunque existen claras diferencias. Sólo en la desamortización señorial no se dan juntos. Los principales protagonistas de la desamortización son Mendizábal y Madoz, ambos fueron ministros.

 

Las consecuencias

A pesar de haber cambiado de dueños casi un 30% de las tierras, la desamortización no supuso una revolución de las estructuras agrarias, muy al contrario la tendencia fue hacia una mayor concentración de la tierra. Esto se debe al método de venta, por subasta, que favorecía a los que tenían dinero para pujar más alto. Aunque en la desamortización  de Madoz se reservó la mitad de la tierra para reparto, el resultado final fue el mismo, la concentración de la propiedad en manos de los poderosos. Otra consecuencia es que muchas tierras se van a cultivar por vez primera, pero la producción no va a seguir el mismo ritmo de ascenso, ya que las nuevas tierras son marginales, de escasa calidad y al no haber un fuerte adelanto técnico estas tierras producirán poco. En definitiva la desamortización lo que hizo fue consagrar la anacrónica y anticuada estructura agraria del campo español, consagró el latifundismo donde ya existía y acrecentó el minifundio en sus zonas tradicionales.

Deja un comentario

Archivado bajo PROCESOS DESAMORTIZADORES Y CAMBIOS AGRARIOS